el Templo de Lamas


El Palacio de la Eterna Armonía, llamado también el Palacio Yong he, es el templo lamaísta más grande y conocido en Beijing, se halla en el extremo norte de la calle del mismo nombre, situado en el rincón nordeste de la ciudad. Los componentes principales del palacio son tres arcadas monumentales exquisitas y cinco salones principales, todos los cuales se hallan sobre un eje norte-sur. El área total del recinto calculada desde las arcadas del sur al punto extremo norte es de 66,400 metros cuadrados.

Desde que Beijing se hizo capital de la China unificada en el siglo XIII, la ciudad se convirtió en el centro de las actividades religiosas que ha conocido el país. Tanto en la ciudad como en sus suburbios se han construido a lo largo de los siglos pasados templos budistas, mezquitas e iglesias. Estas notables edificaciones no sólo son lugares para el culto de los creyentes sino también preciosas joyas del patrimonio cultural universal.

Este palacio fue originalmente levantado en 1694, por orden del emperador Kang Xi para servir como residencia de su hijo, Aisin Gioro Yinzhen, antes de que éste se hiciera emperador. Cuando Yinzhen fue coronado oficialmente como príncipe, el nombre de la residencia se cambió por “Residencia del Príncipe Yong”. Posteriormente, cuando subió al torno, el lugar se transformó en su hospedaje temporal. En el año 1735, después de su muerte, el palacio sirvió de sala mortuoria. Y en 1744, el Palacio de la Eterna Armonía pasó a ser, oficialmente, el templo lamaísta. Este templo fue declarado Monumento Nacional en el año 1949 y fue restaurado en 1979; Hoy en día un grupo de monjes mongoles seguidores de la escuela de los Secretos (Mizong), culto surgido en el siglo VIII, viven, estudian y trabajan en este templo, y también dedicado a la astronomía y la medicina.

El palacio almacena un tesoro de arte budista. A continuación se mencionan algunos de los objetos más interesantes: ejemplares de caligrafía de los emperadores de la dinastía Qing escritos en rollos y grabados en estelas; leones e incensarios en bronce; imágenes esculpidas de dioses, demonios y budas; y murales de estilo tibetano conocidos como tankas, etc.

El Palacio Yonghe (el templo de Lamas), es un sitio tanquilo, excepto durante el Festival de la Primavera(el año nuevo Chino) cuando da la impresión que todos los budistas de China se amontonan en sus altares para quemar manojos de incienso y rezar por la buena fortuna…

Advertisements

Gracias por tus comentarios

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s